Archivo para la categoría Prodecom

Los Estímulos Fiscales No son Ingresos Gravables

Criterio utilizado por la Prodecom en la recomendación al Servicio de Administración Tributaria, en la defensa de contribuyente que presentó queja ante esta instancia, por violación a sus derechos fundamentales  de  legalidad, seguridad y certeza jurídicas tutelados por los artículos 1°, 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en la determinación del impuesto sobre la renta e iva por parte de la entidad recaudadora al considerar omisión de ingresos en el ejercicio fiscal de 2005.

Lo anterior sienta precedente para que en el futuro, los contribuyentes que encuadren en el supuesto acudan a esta Procuraduría en demanda de justicia tributaria.

“ESTÍMULOS FISCALES. TIENEN LA NATURALEZA DE SUBSIDIOS, PERO NO LA DE INGRESOS GRAVABLES, SALVO LOS CASOS QUE ESTABLEZCA EXPRESAMENTE EL LEGISLADOR. De los artículos 25 a 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se advierte la dotación al Estado Mexicano de bases constitucionales tendientes a modernizar la legislación de fomento, constituyendo los subsidios una de las medidas orientadas a ese propósito, esto es, promover el desarrollo económico de áreas prioritarias. Ahora bien, los estímulos fiscales comparten tanto la naturaleza como el destino de los subsidios,pues su enfoque y aplicación serán en actividades o áreas que, por razones económicas, sociales, culturales o de urgencia, requieran de una atención especial para el desarrollo nacional. En ese sentido, los estímulos fiscales, como herramienta de fomento económico, no pueden considerarse ingresos gravables para efectos fiscales, pues ello sería incongruente con su propósito de disminuir el monto de los impuestos a cargo del contribuyente; sin embargo, el legislador puede, en ejercicio de su potestad tributaria y con respeto a los principios constitucionales económicos, tributarios y de razonabilidad, establecer expresamente que dichos estímulos se graven y acumulen a los demás ingresos de los contribuyentes. Sólo en ese caso serán ingresos gravables.”
(Énfasis añadido.)
El subsidio, doctrinalmente, se traduce en un apoyo de carácter económico que el Estado concede a las actividades productivas, con el propósito de fomentar ciertos aspectos por lapsos específicos y con ello estimular la producción o consumo de un bien o servicio concreto.
Así, los subsidios tienen las características de generalidad, temporalidad y no afectación a las finanzas públicas. Nuestro sistema jurídico reconoce dos tipos: i) subsidio tributario que consiste en la absorción de la carga tributaria o de una proporción por parte del Estado y ii) el presupuestal que se traduce en la suministración de recursos por parte del Estado con el objetivo de apoyar ciertas actividades de la economía.
Fuente: Prodecon.
Anuncios

Deja un comentario