Archivo para la categoría Ley del IDE

IDE efectivamente pagado en el mes de que se trate

El artículo 4 de la Ley del IDE, previene que las instituciones de crédito están obligadas a efectuar la retención del impuesto a los depósitos en  efectivo y a proporcionar constancia de la misma; la recaudación de referencia, se deberá de efectuar el último día del mes de que se trate.
La regla I.11.24, nos señala que para efectos de los artículos  4, fracción V, 7 y 8 de la Ley del IDE, se podrá considerar que el IDE correspondiente al mes de que se trate fue efectivamente pagado en dicho mes, aun cuando hubiese sido recaudado a más tardar el tercer día hábil inmediato siguiente al último día del mismo mes de que se trate.
Esto nos lleva a tener dos escenarios en el acreditamiento del IDE contra el ISR propio o el retenido a terceros, ya que la mencionada regla, nos faculta para que lo acreditemos contra dichos impuestos en el mes de que se trate o bien en el mes en que efectivamente fue recaudado (cargado en nuestra cuenta bancaria), es decir, si el IDE correspondiente al mes de septiembre nos es retenido dentro de los tres días de octubre, entonces tenemos la opción de acreditarlo en cualquiera de los meses a que se hace referencia, lo que nos permite aplicarlo de una manera más eficiente en nuestros pagos provisionales.
Anuncios

Deja un comentario

Sujetos Exentos del Pago del IDE

La Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo en su Artículo 2o. dispone lo siguiente:

No estarán obligadas al pago del impuesto a los depósitos en efectivo:

VI. Las personas físicas y morales, por los depósitos en efectivo que se realicen en cuentas propias abiertas con motivo de los créditos que les hayan sido otorgados por las instituciones del sistema financiero, hasta por el monto adeudado a dichas instituciones.

PUNTO MEDULAR DE LA REFORMA


Con la reforma efectuada a la fracción VI de esta Ley, publicada en el diario oficial de la federación en el mes de diciembre del año 2009, misma que entró en vigor el 1 de julio de 2010, queda de manifiesto la intención recaudadora por parte de la autoridad, misma que vendrá a afectar a las personas físicas que más adelante se detallan, cuando debiera ser que éstas siguieran exentas de la retención y fueran las personas físicas que no se encuentran inscritas ante el registro federal de contribuyentes y que realizan grandes transacciones dinero( aunque claro está, que esta medida de control tiene más de fondo), ya que a partir de la fecha mencionada; la modificación a la ley en comento dispone lo que:

Las personas físicas, con excepción de las que tributen en los términos del Título IV, Capítulo II, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, por los depósitos en efectivo que se realicen en cuentas propias abiertas con motivo de los créditos que les hayan sido otorgados por las instituciones del sistema financiero, hasta por el monto adeudado a dichas instituciones.

Para los efectos del párrafo anterior, las personas físicas que tengan abiertas las cuentas a que se refiere dicho párrafo deberán proporcionar a la institución del sistema financiero de que se trate su clave en el Registro Federal de Contribuyentes, a efecto de que ésta verifique con el Servicio de Administración Tributaria, de conformidad con las reglas de carácter general que para tal efecto emita ese órgano desconcentrado, que dichas personas físicas no son contribuyentes que tributan en el Título IV, Capítulo II, de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Quienes se verán afectados con la retención del impuesto a los depósitos en efectivo y de acuerdo a la redacción del texto legal serán los contribuyentes que se encuentren en los siguientes supuestos:

TÍTULO IV
CAPÍTULO II
DE LOS INGRESOS POR ACTIVIDADES EMPRESARIALES Y PROFESIONALES

I. De las personas físicas con actividades empresariales y profesionales
II. Del régimen intermedio de las personas físicas con actividades empresarias
III. Del régimen de pequeños contribuyentes

Anterior a esta reforma, cuando un contribuyente obtenía un crédito bancario para soportar sus operaciones financieras, por los depósitos en efectivo que realizara en la cuenta correspondiente para solventar el pago de los créditos obtenidos no era sujeta de retención del impuesto a dichos depósitos, hasta por el monto de la cantidad adeudada; siendo gravado el excedente que se depositara en dichas cuentas, es decir, si el monto del crédito obtenido fue por $ 100,000 y para solventarlo se depositaron $ 150,000, por el excedente del depósito se estaba sujeto al impuesto por la cantidad de $ 25,000, dado que la exención era de $ 25,000.

En ocasiones este tipo de contribuyentes abren con la institución bancaria de su preferencia, una línea de crédito a través de una cuenta llamada empresarial (tarjeta de crédito empresarial) para en un momento dado hacer frente a las contingencias de la falta de efectivo en sus empresas, pero ahora, por los depósitos que realicen en estas cuentas, resulta que la autoridad pretende que se retenga el impuesto a dichos depósitos, cuando en realidad no es dinero del contribuyente, dado que es un dinero que el banco le dejó en calidad de préstamo y que ahora, al tener circulante en tesorería, lo que hacen es devolver lo que es del banco y sus respectivos intereses.

Según la definición de la RAE, el CREDITO es: “Cantidad de dinero, o cosa equivalente, que alguien debe a una persona o entidad, y que el acreedor tiene derecho de exigir y cobrar”.
TARJETA DE CRÉDITO: Tarjeta magnética emitida por bancos, grandes almacenes y otras entidades, que permite a su titular el pago sin dinero en efectivo o el acceso al cajero automático.
Extraoficialmente y por pláticas realizadas con gerentes de diversas instituciones bancarias, la intención de la autoridad de gravar los depósitos en efectivo es por el abuso que se ha venido generando con este tipo de instrumentos crediticios, es decir, que los contribuyentes los utilizan como puente para eludir el pago del impuesto —tal como sucedió cuando entró en vigor la LIDE, muchos quisieron aprovechar la laguna legal que había y empezaron a realizar depósitos en efectivo vía telecom, pronto la autoridad tapó este hoyo — , dado que al decir de los funcionarios bancarios, generalmente disponen de efectivo y al final del día lo devuelven vía depósito, esto es, por la mañana disponen de 50,000 y al final del día depositan la misma cantidad, así, ni le adeudan al banco y tampoco son sujetos del impuesto; ¿pero de donde sale el dinero para solventar ese crédito?, ¿el dinero es el mismo que obtuvieron del crédito o es dinero del ingreso por sus actividades comerciales?…eh ahí el detalle…

Se presume que cuando una empresa ya sea persona física o moral utiliza el crédito bancario, en teoría no es para regresarlo el mismo día, ya que no tendría sentido este tipo de operaciones financieras, aunque existen sus excepciones….algunos dirán, un crédito por un día es un crédito, tienen razón, pero no es lo lógico…

Ahora bien y, siempre de manera extraoficial, en algunas instituciones bancaria, la información que tienen los ejecutivos para asesorar a sus clientes al respecto es, que invariablemente de la reforma fiscal, no serán sujetos de la retención del impuesto por los depósitos en efectivo que realicen para solventar créditos con la institución, siempre que al final del mes, presenten saldo deudor de dicho crédito, esto es, que si un cliente del banco solicitó préstamo bancario por $ 100,000.00 y si al final del mes tiene un saldo deudor de $ 20,000, no será sujeto de retención, pero por otra parte, tendrá que abonarle al banco los intereses respectivos, dicho de otra manera, o le pago a la autoridad o le pago al banco…

Obvio decir, que las instituciones bancarias ante tal circunstancia, están haciendo lo posible hasta donde la ley les permite, que sus clientes queden lo más satisfechos posible con esta medida, aunque algunos argumentan, es que no quiero pagar ni intereses bancarios ni el impuesto a la autoridad…

En fin, ahora que ya está por terminar el mes de julio 2010 y se cierren las operaciones bancarias, esperemos para consultar en el mes de agosto, ya sea accesando al portal bancario o acudiendo a la propia institución, para ver el resultado de esta medida…esperando que la autoridad nos aclare este punto, ya que los créditos por tarjetas “simples, por llamarlas de alguna forma”, serán sujetos de este impuesto por el excedente de los $ 15,000 de excensión que señala la propia ley…
A través del Oficio 900 03 01-2010-28778, Exp. 645-2010, de fecha 28 de Junio 2010, el Servicio de Administración Tributaria, resuelve la consulta presentada por las instituciones bancarias del país, en materia del Impuesto sobre los Depósitos en Efectivo, aclarando esta situación en los siguientes términos:
Primero:- En tarjetas de crédito, se está afecto al impuesto sobre los depósitos en efectivo, por el excedente del monto del adeudo.
Segundo.- Las personas físicas que no tributen en los términos del Título IV, Capítulo II de la Ley del Impuesto sobre la Renta, no están obligadas al pago del impuesto a los depósitos en efectivo, por las cantidades que depositen en sus cuentas abiertas con motivo de los créditos que les hubieran otorgado las instituciones financieras, hasta por el monto de dicho adeudo.
Tercero.- Las personas físicas que realicen pagos a través de cuentas de cheque o cuentas eje, y dichos depósitos se puedan identificar que son para el pago de créditos y la cuenta se haya abierto con el objetivo de pagar los créditos obtenidos, no estarán sujetas al pago del impuesto a los depósitos en efectivo, hasta por el monto del adeudo, siempre que no sean contribuyentes en los términos del Título IV, Capítulo II de la LISR.
En este sentido, queda claro quiénes son los sujetos a los que les aplica la retención del IDE a partir del 1 de Julio del 2010.

Como siempre, la mejor opinión y el mejor análisis es de usted…

Deja un comentario