Archivos para 9 febrero 2014

¿Determinación Presuntiva de Sueldos y Salarios en el Ramo de la Construcción?

“A DONDE VAN MIS CUOTAS?”.-
De conformidad con lo establecido en el Artículo 15 de la Ley del Seguro Social, los Patrones tendrán entre otras obligaciones, las siguientes:

Fracción I.- Registrarse e inscribir a sus trabajadores en el Instituto, comunicar sus altas y bajas, las modificaciones de su salario y los demás datos, dentro de plazos no mayores de cinco días hábiles;

Fracción VI.- Tratándose de patrones que se dediquen en forma permanente o esporádica a la actividad de la construcción, deberán expedir y entregar a cada trabajador constancia escrita del número de días trabajados y del salario percibido, semanal o quincenalmente, conforme a los períodos de pago establecidos, las cuales, en su caso, podrán ser exhibidas por los trabajadores para acreditar sus derechos.

Asimismo, deberán cubrir las cuotas obrero patronales, aun en el caso de que no sea posible determinar el o los trabajadores a quienes se deban aplicar, por incumplimiento del patrón a las obligaciones previstas en las fracciones anteriores

El Instituto, con base en el artículo 18 de El Reglamento del Seguro Social Obligatorio para los Trabajadores de la Construcción por Obra o Tiempo Determinado, cuando los patrones incumplan con las obligaciones previstas en la Ley del Seguro Social y sus Reglamentos, estimará el crédito fiscal por las cuotas obrero patronales mediante un procedimiento señalado en el propio artículo y previa notificación efectuada al patrón de tal hecho.

En este supuesto, el Instituto Mexicano del Seguro Social efectúa el cálculo y cobra las cuotas en base a un procedimiento – que dicho sea de paso, ya ha sido declarado inconstitucional, aunque hay tesis que sostienen es correcta su aplicación -; hasta aquí todo va bien para el Instituto, pero los trabajadores que prestaron sus servicios se quedan sin nada, salvo que reclamaran sus derechos.

La realidad, es que este tipo de trabajadores rara vez los conoce, simplemente lo que requieren es el trabajo para obtener recursos económicos y llevar alimento a sus familias o, en el peor escenarios, para destinarlo a otro tipo de gastos, quedando así desprotegidos de todo el beneficio que les otorga la Ley del Seguro Social, pues generalmente se pasan la vida laborando y no generan una subcuenta de ahorros para el retiro y por consecuencia, tampoco para vivienda, y mucho menos acumulan semanas para una posible pensión en el futuro – bueno, el futuro es incierto -.

Por platicas con un colega sé del caso de algunos patrones dedicados a la construcción – supongo existen muchos así -, que a todas luces se pasaron por el arco del triunfo tanto la Ley del Seguro Social y sus Reglamentos, Ley Federal del Trabajo, Ley del Infonavit, Ley del Impuesto Sobre la Renta, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y quien sabe cuantos ordenamientos más, pues ni inscribieron a los trabajadores y tampoco registraron las obras a través del Satic, obvio, no determinaron las cuotas; simplemente, al terminar las obras, acudieron voluntariamente para que el Instituto se las determinara, les emitiera el crédito por ese concepto, pagar y obtener su carta de liberación, darse de baja en el Impuesto Sobre la Nómina, ya que se requiere este documento, para lo cual únicamente presentaron los contratos de obra, facturas emitidas por los trabajos realizados; cabe señalar que el pago por este procedimiento, contrario a lo esperado, les resultó más económico que el haber determinado las cuotas conforme a la Ley, es decir, registrando a los trabajadores, las obras, autodeterminando las cuotas vía sua, etecé, etecé, etecé.

Si el Instituto utiliza este procedimiento para cobrar las cuotas obrero patronales, me hago las siguientes preguntas:
  • ¿El Infonavit hará lo propio?,
  • ¿El Servicio de Administración Tributaria al tener conocimiento de un hecho de esta naturaleza, PODRÁ, mediante la aplicación de algún procedimiento similar al del Seguro Social, tomando como base los montos de los contratos de obra y aplicando un porcentaje, o tomando quizá como referencia las cuotas pagadas, determinar el impuesto sobre la renta que hubiera correspondido al pago de Sueldos y Salarios?, o quizá le pueda aplicar a este tipo de patrones-contribuyentes el Artículo 91 de la Ley del ISR, dado que existe evidencia de que se pagaron remuneraciones al trabajo personal subordinado, al existir el pago de cuotas obrero patronales.
  • ¡¿La Secretaría de Finanzas cómo determinaría el Impuesto Sobre la Nómina?!.
  • ¡¿Las cuotas patronales pagadas en base al procedimiento del artículo 18 del RSSOTCOTD serán deducibles para efectos del Impuesto Sobre la Renta, dado que el hecho en que tuvieron su origen es inexistente?!

Estas y otras preguntas me formulo en referencia a este tema, pero…como siempre…usted tiene la mejor opinión.

Anuncios

Deja un comentario

– El Castigo de contar con un Título Profesional –

“NI SE LES OCURRA TITULARSE”.
Existe incertidumbre en un sinnúmero de contribuyentes que cumplían sus obligaciones fiscales por realizar Actividades Empresariales en el exRégimen Intermedio en el ejercicio pasado, algunos de los cuales realizaban sus actividades empresariales o prestaban servicios,  y no era condición indispensable contar con un Título Profesional, ejemplo de ello son: Ingenieros en  Sistemas Computacionales, Ingenieros Civiles y Arquitectos, por mencionar algunos , los cuales por el monto de sus ingresos reunían los requisitos para tributar en ese extinto régimen fiscal.

De la lectura del Artículo 111 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, se desprende que todo aquel que tenga un título profesional  por defecto se incorpora en el régimen de actividades empresariales y profesionales.
“Los contribuyentes personas físicas que realicen únicamente actividades empresariales, que enajenen bienes o presten servicios que para su realización NO SE REQUIERA TÍTULO PROFESIONAL, PODRÁN – dale con el término – optar por pagar el impuesto sobre la renta en los términos de esta Sección – Título IV, Capítulo II, Sección II – siempre que los ingresos propios de su actividad empresarial obtenidos en el ejercicio inmediato anterior, no hubieran excedido de la cantidad de dos millones de pesos.

Me pregunto, que tan “justo” es para estos profesionistas, que por el hecho de haber tenido la oportunidad de estudiar una carrera profesional, se vean impedidos en seguir tributando en un régimen que si bien tiene sus bemoles, también tiene sus bondades.

Estos contribuyentes – ingenieros civiles y arquitectos – generalmente desarrollan su profesión en la obra pública, con contratos que en ocasiones no rebasan el monto de ingresos de $ 2’000,000.00…la cuestión es: ¿que tan necesario son estos “documentos”  para “construir” caminos, pies de casa, piso firme, remodelar escuelas, etece, etece.?, en teoría así debería de ser, es decir, contar con cédula profesional.

Sin embargo, existen los conocidos “Contratistas” – conozco algunos -, que obtienen contratos de obra pública y perfectamente las realizan sin tener un título profesional – son muy hábiles para los cálculos e interpretación de planos -, los cuales se avalan con alguno que si estudió, para realizar los trámites de documentos y llenar los requisitos que se requieren para ser proveedor del Gobierno, en cualquiera de sus niveles.

Me vuelvo a preguntar, ¿por qué no se permite a estos contribuyentes tributar en el Régimen de Tribulación Fiscal, cuando es demostrable que para realizar sus actividades empresariales, enajenar bienes o prestar sus servicios no se requiere contar con título profesional…?

¿No habría entonces que restringir el desarrollo de estas actividades a quienes las ejerzan sin contar con su título y cédula profesional y tipificarlo como un delito por el ejercicio indebido de la profesión…?

Este comentario es solo clarificar que todos tenemos derecho a buscar la “chuleta” de forma lícita, no debería importar si se ostenta título o no, si no más bien, en base al monto de los ingresos para este régimen en particular, y para ejemplificar que a veces lo señalado por las leyes no es lo más “justo”.

Lo anterior no aplica, donde verdaderamente  si es necesario contar con una cédula profesional para desarrollar la actividad, como en el caso de los Médicos, Licenciados en Derecho – ya no existen los coyotes -, Contadores Públicos, Odontólogos, etece, etece.

Otro supuesto es, donde a pesar de ostentar un título y una cédula profesional, el contribuyente realiza actividades que nada tienen que ver con su profesión, por ejemplo, yo soy contador público, pero realizo actividades de Gurú, aquí no requiero nada de eso…entonces aun teniendo título y cédula profesional, puedo realizar actividades en el Régimen de Tribulación fiscal…y no existe ley que me lo prohíba…espero no haber enredado mucho el planteamiento…la idea que quiero expresar con este artículo.

– “El que tenga ojos que vea…el que tenga oídos que escuche” -.

Deja un comentario

– La Tan esperada Prórroga no llegó Bonita –

“NO SOY BONITA, PERO SI DESEADA”
Hoy 31 de Enero 2014, se publica en el portal del Servicio de Administración Tributaria, tanto la Primera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal 2014, como sus anexos 1 y 1A, así como un Comunicado de Prensa, donde se publica por parte del SAT nuevas reglas, que facilitan la inscripción al Régimen de Incorporación Fiscal, este comunicado se encuentra contenido en la Primera Resolución ya señalada.
Dentro de lo más relevante, que no significa que lo demás no lo sea, tenemos los Artículos Transitorios, mismo que a la letra señalan:
Artículo Cuarto: -“Para los efectos de los artículos 12, penúltimo párrafo, 20, séptimo párrafo, 31 del CFF y 53 de su Reglamento, tratándose de personas físicas obligadas a realizar pagos provisionales o definitivos de impuestos federales en términos de la regla II.2.6.5.1., la presentación de la declaración y del pago que corresponda al mes de enero de 2014, se llevará a cabo dentro del mismo período que corresponda a la presentación de las declaraciones correspondientes al mes de febrero de 2014.
La declaración y el pago que en su caso corresponda en los términos del párrafo anterior, deberá ser exclusivamente por el mes de enero de 2014, sin abarcar ningún otro periodo.”
Es decir, en marzo 2014 aunque de forma individual cada pago. Las personas físicas no utilizarán la plataforma de declaraciones y pagos – pago referenciado -, el cual será exclusivo para las personas morales a partir del día 1 de febrero 2014, sino a través de un sistema de pagos simplificados que está diseñando el SAT para tal efecto y que se presume, estará disponible en este tercer mes del año – será mientras se Oracle se pone de acuerdo con los javas -. [El texto anterior no forma parte de la resolución, me llegó por inspiración]
Artículo Quinto:- Para los efectos de los artículos 12, penúltimo párrafo, 20, séptimo párrafo, 31 del CFF,53 de su Reglamento, 112, fracción VIII de la Ley del ISR, y la regla I.2.9.3., tratándose de personas físicas que tributen en el Título IV, Capítulo II, Sección II de la Ley del ISR, la presentación de la declaración que corresponda al primer bimestre de 2014, se llevará a cabo dentro del mismo período que corresponda a la presentación de la declaración correspondiente al segundo bimestre de 2014. 
La declaración señalada en el párrafo anterior, deberá corresponder exclusivamente al primer bimestre de 2014, sin abarcar ningún otro bimestre. 
El mismo comentario que para el Artículo Cuarto Transitorio.

Artículo Sexto:-. Para efectos del tercer párrafo de la regla I.2.5.8., el aviso para tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal, podrá presentarse hasta el 31 de marzo de  2014. Dicho aviso podrá presentarse por parte de personas físicas que hubieran realizado actividades empresariales a que se refieren las Secciones I y II del Capítulo II del Título IV de la Ley del ISR, vigente al 31 de diciembre de 2013, siempre que al efecto cumplan con lo dispuesto por el artículo 111 de la Ley del ISR. 
El aviso de referencia surtirá efectos a partir del 1 de enero de 2014, esto es:
  • “Los contribuyentes que pertenecían al Régimen Intermedio o al Régimen de Actividades Empresariales y Profesionales, con ingresos menores de dos millones de pesos y que deseen tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal, tienen hasta el 31 de marzo para presentar el Aviso de actualización de actividades a través del Portal de Internet del SAT.” 

Los contribuyentes que únicamente realizan venta de mercancías o prestan servicios al público en general, con ingresos hasta por dos millones de pesos al año, DEBERÁN: –Aquí no dejan lugar a dudas sobre lo que se tiene que hacer -, no como con el tan polémico término “PODRÁN”.
  • Elaborar una factura electrónica con su venta global cada dos meses, 
  • Elaborar una declaración bimestral, que tratándose del periodo enero-febrero, esta se entregará junto con la del periodo marzo-abril, es decir en mayo. 
  • Entregar el reporte de sus ingresos y sus gastos. Es importante que pidan factura de todas las compras que realicen para que tengan oportunidad de acceder al beneficio de los estímulos y descuentos en el pago impuestos durante el primer año. 
Como verán, no es bonita, no llegó como se esperaba, pues creo que muchos, por no decir, todos, esperábamos también la aclaración sobre si es posible o no la coexistencia de dos regímenes distintos, como son Sueldos y Salarios o Arrendamiento y el nuevo Régimen de Tribulación Fiscal.
Pero el lado bueno es…..que apenas estamos a 31 de Enero 2014, de aquí a marzo pueden ocurrir muchos cambios todavía.

Deja un comentario