– El Término "Podrán" y el Sistema de Registro Fiscal –

“¡QUE RELAJO ARMAMOS!”
Demasiada polémica ha causado la Regla I.2.8.2. de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014, en relación con el Artículo 28, Fracción III del Código Fiscal de la Federación, así como con el Artículo 30 del Reglamento del propio Código con vigencia al 2013 y en 2014 con lo que no se contraponga a las disposiciones que regula este ordenamiento, y en referencia al Artículo 28, Fracción I, relativa a las “opciones” que tienen los contribuyentes respecto de la forma de llevar sus registros contables. 

Haya que destacar que la citada Regla, se refiere a la “CONTABILIDAD” de los contribuyentes que, con la Reforma Fiscal 2014, migraron al Régimen de Incorporación Fiscal – léase Régimen de Tribulación Fiscal -.

Ya todos saben de qué contribuyentes se trata: “Régimen de exPequeños Contribuyentes y de Actividades Empresariales del Régimen Intermedio”, siempre que tanto los unos como los otros reúnan las condiciones para tributar en este nuevo régimen.

La regla de referencia señala que: “Para los efectos de lo dispuesto en el artículo 28, fracción III del CFF, los contribuyentes del régimen de incorporación fiscal, así como el resto de las personas físicas, podrán ingresar a la aplicación electrónica “Sistema de Registro Fiscal”….

También se ha discutido que si el término “PODRÁN” es imperativo u optativo y, creo que en muchos casos no se ha llegado a conclusión alguna en foros y redes sociales, dado que hay quien opina que SI es IMPERATIVO  y quien sostiene que OPTATIVO, opiniones muy respetables cada una de ellas. Bueno, hasta he leído por ahí que alguien hizo este comentario: “A poco te gustaría entregarle toda tu información al SAT”, refiriéndose a que al utilizar esta plataforma todo queda registrado ipso facto; entonces cabe preguntarse, ¿qué no se entregará toda la información por un medio u otro?.
Dejó aquí este enlace con la descarga de un análisis muy interesante, sobre el uso dicho término en las disposiciones fiscales, realizado por el C.P.C. y M.I. José Mario Rizo Rivas y el L.C.P. y Lic. Pablo Altamirano Palacios, Socios de Salles Sainz Grant Thorton. Habrá quien diga que no tienen la verdad absoluta y que es su análisis y punto de vista, y tendrán razón, aunque trae también el punto de vista de los tribunales,  pero creo que servirá para dar luz en este punto y nos ayudará, por lo menos al que escribe, a tener una opinión desde otra óptica, pues no soy experto en el tema…

Ahora, viendo el lado práctico de las cosas, desde otro ángulo, esta plataforma denominada MIS CUENTAS, está pensada casi casi que para los exRepecos, sobre todo, para aquellos que realizan todas sus operaciones con el público en general y que además, no tienen trabajadores a su servicio, razón por la cual se requiere solo para su ingreso el Registro Federal de Contribuyentes y la “Contraseña”, dado que, de ser de otra manera, no podrán emitir comprobantes fiscales digitales por internet para la nómina, pues esta plataforma no contempla ese tipo de comprobantes, por lo menos hasta el día de hoy y tendrán que irse con un PAC’. Ah, y esperando que cuando se acerque la fecha de presentar la información, su funcionamiento sea al 100 y no se sobresature, pues si no….¡Ya valió!

Siendo prácticos también, si el SAT envía las contraseñas a domicilio, quien, dadas las circunstancias, querrá viajar un promedio de 500 kms viaje redondo, con el consiguiente riesgo, invertir en él un promedio de $ 1,500.00, perder todo el día a pesar de llevar cita para el trámite de la fiel, pasar fríos o quizá calor,  para que al llegar a la ventanilla te digan, no la necesitas, puedes ingresar solo con tu “Contraseña” y no les hagan el trámite, ya ha sucedido con unos pocos o unos muchos, por lo menos yo, no lo haría, de estar en ese supuesto.

Por otra parte, creo que es impensable que la tiendita de la esquina, vaya a adquirir una pc o lap, contratar internet — que dicho sea de paso, en ocasiones no hay el servicio –, adquirir un sistema de contabilidad de los muchos que abundan en el mercado, que no bajan el costo promedio de entre $ 3,500 y hasta $ 5,500.00 solo para llevar su libro de ingresos y egresos y eventualmente emitir, siendo exagerado, UNA FACTURA GLOBAL al bimestre, pero sobre todo, tener el conocimiento sobre su manejo. NO, estos contribuyentes buscarán ya sea, la asesoría del SAT o bien, la de un profesional de la contaduría pública para cumplir con sus obligaciones, y los menos, buscarán cumplir por sí solos.

Al día de hoy así están las cosas, y lo que señale la Regla, el Código y el Reglamento….lo dejo a su criterio…
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: