– Certificados Digitales sin Efecto –

El pasado 14 de Agosto del 2013, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, publicó en el Diario Oficial de la Federación la 3a. Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelanea Fiscal 2013.

Los puntos más importantes a mi ver, son los señalados en la Regla I.2.2.4 del Libro Primero, que se refiere a la Cancelación de los Certificados de Sellos Digitales por las Causales siguientes cuando sean detectadas en ejercicio de sus facultades de comprobación y previa Resolución que determine la Cancelación para el uso del Certificado, la cual, por supuesto, deberá estar debidamente fundada y motivada conforme a derecho y será notificada al contribuyente vía el Buzón Tributario de conformidad con el Artículo 134 del CFF.
I.- No localicen al contribuyente, éste desaparezca durante el procedimiento, no ponga a disposición o no presente su contabilidad, o bien, se tenga conocimiento de que los comprobantes fiscales emitidos, se utilizaron para amparar probables operaciones inexistentes, simuladas o ilícitas.
II.- Las autoridades fiscales tengan conocimiento de la probable existencia de un delito de los previstos en los artículos 96, 102, 103, 105, 108, 109, 110, 111, 112 y 113 del CFF; la conducta sea imputable al contribuyente titular del certificado y pudiera encuadrar en los supuestos del artículo 92 o, en su caso, 93 del propio ordenamiento.
III.- Los contribuyentes en un mismo ejercicio fiscal, omitan estando obligados a ello, la presentación de tres o más declaraciones periódicas consecutivas o seis no consecutivas.
IV.- Durante el procedimiento administrativo de ejecución no se localice al contribuyente o éste desaparezca.
Es obvio señalar que al quedar sin efecto el Certificado del Sello Digital, las consecuencias de este hecho son “el desastre” para el contribuyente, según el supuesto en que se ubique por las graves consecuencias que ello implica.
Cabe destacar también la Regla I.2.8.1.4 del mismo Libro Primero, relativa a dejar sin efecto los Comprobantes Fiscales Impresos con Dispositivo de Seguridad. siempre que el emisor de los comprobantes se ubique en cualquiera de los supuestos señalados en la Regla I.2.2.4, el cual sufrirá las mismas consecuencias, es decir, la cancelación de los comprobantes fiscales y se les negará la aprobación de nuevos folios, que ya de por sí es “castigo” fuerte, sin embargo, la dureza de este disposición en este caso va más allá de ese simple hecho, ya que además de la no autorización de nuevos folios, deberá emigrar a la expedición de comprobantes fiscales por internet, sin posibilidades de que vuelvan a la opción de expedir comprobantes tal como lo venían realizando.
 Otra Regla a destacar es la II.2.10.5 del Libro Segundo, referente a las Notificaciones Digitales, mismas que para efectos del Artículo 134, Fracción I, segundo párrafo del CFF, se realizarán vía el Buzón Tributario, disponible en el sitio de internet del SAT , apartado MI PORTAL.
En esta Regla, se señala todo el procedimiento a seguir para que las Notificaciones se consideren legalmente efectuadas y por lo tanto válidas. 
Luego entonces, ahora se deberá tener especial cuidado en verificar los comprobantes fiscales que se reciban de aquí en delante, aunque esto se debería estar haciendo desde “endenantes”.
Así también, habrá que tener la precaución de revisar de manera más o menos continua dicho Buzón, no vaya a ser que caiga el “Chahuistle”.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: