Propinas – Deducibles o No

Mucho se ha escrito, y quizá se seguirá escribiendo sobre si las propinas en hoteles y restaurantes son deducibles o no.
Mi opinión es que no, ya que no reúnen el requisito de “estrictamente indispensable” para la realización de las actividades del contribuyente, tal como señala el artículo 31 en su fracción I.
En ocasiones las propinas son incluidas dentro de la documentación comprobatoria que expide el prestador del servicio y por este solo hecho, se piensa que es perfectamente deducible, lo cual no es así, pues sigue siendo una erogación que no es estrictamente indispensable para poder “comer y o realizar las actividades”. Porque una cosa es que algunos prestadores de servicios de cierta categoría te la “impongan o la consideren obligatoria” y otra, muy distinta a que sea “indispensable”, quizá sus definiciones sean sinóminas para la academía, pero no para efectos fiscales. 
También hay quien opina que si no dejas propina ya no eres bienvenido en ese lugar y que ya por costumbre tienes que proporcionarla y que eso, al venir facturada le da el carácter de deducible, en este caso la costumbre no hace ley. Bueno, siempre habrá donde poder comer sin que tengas que dejar la famosa propina y si te resistes al cambio, entonces asume el costo de esa salida del bolsillo, que dicho sea de paso, es una aportación que haces por el servicio y la verdad hay veces que deja mucho que desear, es decir, no se la “gana quien te atiende”. No siempre el “caché” de un lugar es sinónimo de buen servicio
También se ha comentado y se comenta, que si forma parte del salario de conformidad con la Ley Federal del Trabajo, que si el IMSS no la considera parte del salario integrado, que si el Infonavit, que los criterios del SAT que ese ingreso se debe considerar para el calculo del isr del trabajador, etecé etecé…inclusive, existen una infinidad de tésis al respecto, pero todas señalan casi lo mismo.
Si no, vean esta, un poco antigüa pero vale para el caso, pues ya desde antaño se consideraban no deducibles.
Registro No. 321666
Localización: 
Quinta Época
Instancia: Segunda Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
LXXXIX
Página: 302
Tesis Aislada
Materia(s): Administrativa, laboral.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA, LAS PROPINAS NO SON DEDUCIBLES.
Las propinas dadas a trabajadores eventuales de una negociación, son gastos que deben ser conceptuados como parte del salario, puesto que precisamente se dan en compensación a sus servicios y consisten en dinero por lo que es una gratificación y, por lo mismo, no puede conceptuarse como simple obsequio, ya que la Ley Federal del Trabajo reputa como salario no sólo la cuota estipulada como retribución, sino las gratificaciones y, por lo mismo, los gastos por este concepto no son deducibles.
Amparo administrativo en revisión 8691/45. Compañía Unida de Ventas, S.A. 8 de julio de 1946. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Alfonso Francisco Ramírez. La publicación no menciona el nombre del ponente.
Después de todo, nos hemos puesto a pensar si aun cuando dentro del comprobante fiscal se inlcuya la factura, la erogación que se hace por con consumo de alimentos y/u hospedaje reúne todos los requisitos para su deduciblidad.?.
Recuerde, la mejor opinión la tiene usted.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: