Prestamos y Aumentos de Capital en Efectivo

Los contribuyentes personas morales, están obligadas a informar a las autoridades fiscales a través del Servicio de Administración Tributaria, de los préstamos, así como las aportaciones para futuros aumentos de capital o aumentos de capital que se reciban en efectivo, en moneda nacional o extranjera, mayores a $600,000 dentro de los 15 días posteriores a aquel en el que se reciban las cantidades correspondientes. 

Se entiende como efectivo, aquellas operaciones realizadas en moneda nacional o extranjera de curso legal, por lo que se considera que no quedan comprendidas las operaciones realizadas, mediante cheque, traspasos de cuentas o transferencias electrónicas, entre otras.

Lo anterior, en atención a lo regulado por el Artículo 86-A de la Ley del Impuesto sobre la Renta. De no cumplirse con esta obligación el contribuyente podrá sufrir las consecuencias de la acumulación de estas cantidades, de conformidad con lo que señala el artículo 20, fracción XII de la LISR, en el caso de que la autoridad ejerciera las facultades de comprobación,  lo que vendrá a acumular la base gravable con un ingreso que no es parte de sus actividades normales, con el consecuente pago de dicho tributo, y un mayor coeficiente de utilidad para el ejercicio siguiente.

Además de lo ya mencionado, también se impondrá la sanción (multa) que establece el Código Fiscal de la Federación en su artículo 82, fracción I, en relación con el artículo 81 fracción I del propio ordenamiento fiscal.

Es recomendable que si por alguna circunstancia el aviso no se presenta dentro de los 15 días hábiles siguientes a aquel en que se reciba el efectivo por los conceptos señalados, se presente de manera extemporánea, ya que en su momento y en caso de que la autoridad determine infracción, se puede hacer uso del recurso de la presentación espontánea que señala el Código Fiscal de la Federación en su artículo 73, primer párrafo.

Es muy común que en esta época en que se hacen fuertes erogaciones por sueldos y salarios, cuotas obrero patronales y aportaciones al infonavit, así como pago de aguinaldos y otros gastos diversos, se obtengan préstamos con “parientes y/o” amigos, o se realicen aportaciones para “futuros aumentos de capital”, por lo que se debe tener cuidado de tener el soporte documental necesario que respalde este tipo de “ingresos”, y tener el cuenta que éste último concepto, se afecta como deuda para el ajuste anual por inflación, como lo señala el artículo 46 de la LISR.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: