Propuesta a mi Legislador

En uso del derecho que me otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a expresarme de manera libre y respetuosa, es que dirijo esta solicitud a mis legisladores.

Si alguien más tiene interés en apoyar esta petición, agregando, corrigiendo o enviándola  a donde corresponda, sería de gran beneficio para todos los involucrados, pueden descargar el documento aquí.


1.- De conformidad con el artículo 143 de la Ley del Impuesto Sobre la renta, los contribuyentes que perciban ingresos por otorgar el uso o goce temporal de inmuebles de casa habitación, deberán presentar pagos provisionales mensuales de dicho impuesto, a más tardar el día 17 del mes siguiente a aquel al que corresponda el pago.


Sin embargo, en el propio artículo se señala que quienes perciben los ingresos, cuyo monto no exceda de 10 veces el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, no estarán obligados a presentar dichos pagos.

A este tipo de contribuyentes, cuando otorgan el uso o goce temporal de bienes a personas morales, éstas están obligadas a efectuar la retención del 10% del impuesto sobre la renta como pago provisional, lo que en ocasiones resulta más alta la retención que el cálculo normal del isr, lo que genera un saldo a favor en el cálculo anual, circunstancia que lo hace sujeto a que devolución por parte del fisco federal.

Paralelo a esto, tenemos que en el calculo del impuesto empresarial a tasa única anual, generalmente resulta un impuesto a cargo, en la misma proporción que el impuesto sobre la renta resulta a favor, circunstancia ésta que le da opción al contribuyente de compensar ambos impuestos.

Sin embargo, este tipo de contribuyentes, generalmente son de muy baja capacidad administrativa, lo que conlleva una serie de cargas administrativas que en general le resultan gravosas económicamente hablando.

Es por ello, que se propone que el impuesto sobre la renta a favor en este tipo de contribuyentes, sea acreditado directamente contra el impuesto empresarial a cargo en su cálculo anual, o que por lo menos, se permita su compensación sin la obligación de presentar el aviso correspondiente, aliviando con ello la carga administrativa que les representa.

2.- El artículo 32 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, fracción VIII, y la regla I.5.5.2., I.5.5.3., II.5.5.1. y II.5.5.2. de la RMF para 2011 publicada en el DOF el 1 de julio de 2011, obliga a los contribuyentes a presentar la declaración informativa de las operaciones realizadas con terceros y a la letra dice:
“ VIII.- Proporcionar mensualmente a las autoridades fiscales, a través de los medios y formatos electrónicos que señale el Servicio de Administración Tributaria, la información correspondiente sobre el pago, retención, acreditamiento y traslado del impuesto al valor agregado en las operaciones con sus proveedores, desglosando el valor de los actos o actividades por tasa a la cual trasladó o le fue trasladado el impuesto al valor agregado, incluyendo actividades por las que el contribuyente no está obligado al pago, dicha información se presentará, a más tardar el día 17 del mes inmediato posterior al que corresponda dicha información.”

La información a que hace referencia, es utilizada por la autoridad recaudadora, para efectuar cruces de información y detectar operaciones no registradas y/o declaradas por los contribuyentes, lo que me parece aceptable en su esencia. Sin embargo, existen contribuyentes como los pequeños arrendadores, aquellos que tienen ingresos hasta 10 veces el salario mínimo general del Distrito Federal, que generalmente presentan este tipo de declaraciones informativas sin operaciones, ya que son los arrendatarios, quienes cubren todos los gastos inherentes al mantenimiento del inmueble, el servicio de energía eléctrica, teléfono, agua, etc. etc., por lo que será difícil que en alguna ocasión se presenta una declaración con operaciones realizadas con terceros.

Este tipo de declaraciones, de ninguna manera benefician o proporcionan información que se pueda utilizar por parte del fisco federal, a llevar solo los datos de identificación del contribuyente, en este caso, el arrendador, y a éste, si le origina una carga estar presentando mes a mes la DIOT (declaración informativa de operaciones realizadas con terceros).

Es por ello, que sería deseable que a este tipo de contribuyentes, es decir, a quienes no acrediten ni retengan impuestos, se les libere de la obligación de estar presentando mes a mes la DIOT, pues como ya comenté, resulta ociosa al no representar beneficio alguno para las partes, sin embargo, sí puede causar un perjuicio a los contribuyentes, pues se puede hacer acreedor a una sanción en el caso de ser detectada por la autoridad la falta de presentación de la misma.

Ojalá nuestros gobernantes y/o legisladores se hagan sensibles a estas circunstancias y emitan algún decreto o incluyan esta propuesta en la próxima reforma fiscal para el ejercicio fiscal 2013, y que se pudiera aplicar desde ya para la declaración anual del ejercicio fiscal 2012 que está por terminar….

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: