Aviso de no cálculo anual del ISR

Como cada cierre de ejercicio, de conformidad con lo señalado en el artículo 116 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, los patrones están obligados a efectuar el cálculo anual del impuesto de las personas que le hubieren prestado servicios personales subordinados, es decir, de sus trabajadores.
En este mismo ordenamiento, se libera al contribuyente de realizar dicho cálculo cuando los trabajadores se encuentren en los siguientes supuestos:
  1. Hayan iniciado la prestación de servicios con posterioridad al 1 de enero del año de que se trate o hayan dejado de prestar servicios al retenedor antes del 1 de diciembre del año por el que se efectúe el cálculo.
  1. Hayan obtenido ingresos anuales por los conceptos a que se refiere este Capítulo que excedan de $400,000.00
  1. Comuniquen por escrito al retenedor que presentarán declaración anual.

En lo contemplado en el inciso c), se entiende que son trabajadores que percibieron en el ejercicio fiscal, ingresos menores a $ 400,000.00 y, cuya fecha de vencimiento para presentar el aviso vence el 31 de diciembre del año de que se trate.
En ocasiones y por circunstancias diversas, el trabajador, que por el monto de sus ingresos no está obligado a presentar declaración anual, opta por presentarla, para aprovechar la deducción de gastos personales, ya sea honorarios médicos, dentales,  hospitalarios, funerarios, seguro de gastos médicos mayores, intereses por créditos hipotecarios, etc. etc., lo cual por simple lógica le generará un saldo a favor del impuesto sobre la renta, se encuentra con que la autoridad hacendaria muchas veces le niega la devolución del saldo a su favor, argumentando alguna de las 44 razones por las cuales no lo devuelve, o por lo menos en primera instancia.
Y resulta que al presentar solicitud por escrito, también es negada la devolución, argumentando que no se cuenta con la constancia del aviso de no calculo anual por parte del patrón, no obstante que el mismo SAT, emitió criterio interno a este respecto, con el número 13.00/2012/ISR, en el cual señala que no es requisito  indispensable la presentación del escrito a que se refiere el artículo 151 de la Ley del ISR por parte del trabajador y, de que existe además la contradicción de Tésis No. 147/2011, emitida por la Segunda Sala de la SCJN.
Así las cosas, y siendo que el plazo para presentar el aviso al patrón, termina el 31 de diciembre, y de que el SAT pregona que no es necesario hacerlo, mi sugerencia es que SÍ SE PRESENTE, independiente a que sea obligatorio o no,  pero que no se espere hasta el último día del año, dado que muchos patrones efectúan el cálculo anual al momento de pagar el aguinaldo o en su defecto, en la última semana de propio mes de referencia y ya después argumentan que como no lo recibieron a tiempo, ya no es posible cambiar lo hecho.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: