SAT – A la Casa de Contribuyentes

SAT – A la Casa de Contribuyentes  (casa=no es error de escritura)
La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECOM) ha detectado numerosos asuntos en los que personas físicas recibieron “cartas invitación” por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), luego de recibir depósitos en efectivo en sus cuentas bancarias, en las cuales se les “invita” a realizar el pago del Impuesto Sobre la Renta por los montos depositados.
En los casos conocidos se trata de:
  1. Amas de Casa,
  2. Estudiantes,

Otros dependientes económicos como:

  1. Directores de Escuelas, 
  2. Asociaciones de Padres de Familia

En estos casos se han recibido depósitos para cuotas y gastos extras en sus colegios.

Sin embargo, tomando en cuenta como fundamento los depósitos a que se refieren las cartas invitación , el SAT exige que sean las personas que recibieron los depósitos, las que acrediten el origen de los mismos, es decir, que comprueben que quien hizo el depósito es su familiar o el padre de un alumno en el caso de cuotas extra en escuelas.
La PRODECOM recomienda que toda persona física lleve este registro sencillo con el que se identifique:
  1. Persona que les realizó el depósito
  2. De que provienen sus ingresos (recomendable)
  3. Concepto
  4. Fecha
  5. Copia de los depósitos
  6. En el caso de recibir envíos del extranjero, conservar el comprobante del cobro de dicho envío, si depositan en algún banco, que sea por el total del envío y luego retirar para sus gastos
  7. Cualquier otro comprobante o documento que pueda desvirtuar que los depósitos no son ingresos percibidos por desarrollar alguna actividad económica.
Lo anterior, para que de llegarse el caso, aclarar las cartas invitación y evitar ser dados de alta como contribuyentes por el SAT y tener que pagar el impuesto por dichas entradas de dinero.
Estas recomendaciones son principalmente para personas que no son contribuyentes y que en el futuro quieran evitarse problemas con el Servicio de Administración Tributaria.
La PRODECOM documentó el asunto de una mujer, ama de casa, que durante 2009 recibió varios depósitos en efectivo por unos $ 260,000.00. Esta persona demostró con documentos estar casada, padecer de cáncer cervicouterino, por lo que su esposo costeó los gastos para su tratamiento médico. Pese a ello, el SAT exige a la señora que pruebe con copias de las fichas de depósito efectuadas hace más de dos años, que su marido fue el depositante, criterio que no comparte la PRODECOM y que defenderá ante los tribunales.
Parte de este artículo es tomado de la publicación del periódico El Sol de San Luis, de la edición del día 14 de octubre del 2012.

De acuerdo a lo anterior, considero que no solo es importante cuidar esos detalles quien recibe el dinero (depósito), sino también quien lo presta o deposita en las cuenta bancarias, ello es así dado que el fisco  podría indagar en quien recibe y también el origen de esos recursos de quien presta…

Pues bien, esperemos que esta información sea de utilidad para quien la lea, que sirva para tomar previsiones para evitarse problemas en el futuro por este tipo de “ingresos”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: